• Mini-Abdominoplastia

Mejora el aspecto de la zona abdominal.

Procedimiento

Una mini-abdominoplastia consiste en la eliminación del exceso de piel suprapúbica, junto con la remoción de grasa utilizando técnicas de liposucción. El paciente deberá tener una redundancia de piel minima o moderada, junto con un pequeño exceso de grasa, unidos a una minima o moderada flaccidez muscular. El cirujano eliminará el exceso de piel suprapúbica, aspirará el exceso de grasa abdominal y en casos de flaccidez, se removerá la zona más medial de piel abdominal. Finalmente, se resutura la piel preservando el ombligo en su lugar.

Duración

De una a tres horas.

Anestesia

Este procedimiento quirúrgico puede ser realizado bajo anestesia general, epidural o bajo anestesia local y sedación, de acuerdo con las preferencias de paciente/cirujano.

Necesidad de hospitalización

Puede ser realizado con ingreso hospitalario o de forma ambulatoria.

Posibles efectos secundarios

Infección, hematomas, retardo en la cicatrización, cicatrización patológica (queloidea) en pacientes con dicha predisposición, así como complicaciones postoperatorias. La hiposensibilidad o adormecimiento de la piel abdominal se resolverá con el paso de varios meses.

Riesgos

En pacientes jóvenes o sanos, el riesgo es bajo. Aunque el embolismo pulmonar es posible, éste es muy raro.

Recuperación

El dolor post-operatorio se minimiza con el uso de anestésicos locales de larga duración. Habrá que tomar las mismas atenciones y cuidados que en el caso de una cirugía general o una cirugía ginecológica: cuidados durante siete a diez días postoperatorios. Deberá utilizarse prenda de compresion elastica del abdomen durante 4 semanas.

Resultados

Los resultados seran visibles durante unos cuantos años, salvo en el caso que el paciente gane peso o, si es mujer, se quede embarazada.

Traductor